Edrix Cruzado expone su obra reciente en Tarazona

 

La artista de origen puertorriqueño, aragonesa de adopción, Edrix Cruzado inauguró el pasado domingo en la iglesia de San Atilano de Tarazona una nueva muestra individual en la que ofrece el último paso de su trayectoria, caracterizada por una constante evolución y la investigación en la arquitectura interior de las obras. "El espacio luminoso de los colores" es el título de la muestra, que permanecerá abierta al público hasta el 4 de mayo.

    Edrix Cruzado, de formación autodidacta, reside en Zaragoza desde 1990. su última producción, al igual que las colecciones anteriores, está marcada por color y la cuidosa atención que presta a la composición de sus óleos. Sin embargo, la serie que presenta en Tarazona representa un ejercicio de riesgo en el que se evidencia la superación de un ciclo y el inicio de una nueva andadura que deja atrás los grises, dorados y negros, en benefio de ejemplos cromáticos mucho más exuberantes. "Edrix Cruzado busca el rigor de los tonos sobrios y nos ofrece un contraste intenso entre fondo y forma (entorno y cuerpo), con todas las posibles relaciones dialécticas que de aquí se derivan, sin olvidar los matices cuidadosos de líneas y transparencias", la ha definido el crítico de arte Ángel Azpeitia.

     La exposición ha sido organizada por la Fundación Maturén, que inaugura así su nueva temporada artística, en colaboración con el Ayuntamiento de Tarazona.

 

                                                                              

                                                                                                   13 de abril de 2001. Heraldo de Aragón.